06Julio2022

05 Julio 2022
22 Junio 2022 Escrito por 

Consterna al Papa Francisco el asesinato de sacerdotes jesuitas en Chihuahua

  • “Cuántos asesinatos en México”, lamenta el Sumo Pontífice
  • “La violencia no resuelve los problemas, sino que aumenta el sufrimiento innecesario", subraya

 

Énfasis Turístico

El Papa Francisco expresó este miércoles su consternación por el asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, de 79 y 81 años, en la comunidad de Cerocahui, Chihuahua.

Los sacerdotes fueron atacados por sujetos armados el pasado 20 de junio al interior de su templo, en donde también murió Pedro Eliodoro Palma Gutiérrez, un guía de turistas.

De acuerdo con información de Vatican News al final de su audiencia general de los miércoles, el Sumo Pontífice dijo: “¡Cuántos asesinatos en México! Estoy cerca con afecto y oración a la comunidad católica afectada por esta tragedia. Una vez más, repito que la violencia no resuelve los problemas, sino que aumenta el sufrimiento innecesario”.

Ayer la orden de la Compañía de Jesús, emitió un comunicado en cuya parte medular señala: “Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo”.

La Compañía de Jesús recalcó que estos hechos no son aislados y acusó que la Sierra Tarahumara, como muchas otras regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas.

Y agrega: “Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos”.

El sacerdote Luis Gerardo Moro, provincial de México de la Compañía de Jesús, dijo que el asesinato de dos de sus compañeros los llama a solidarizarse con las víctimas del crimen en México.

En mensaje durante la misa en honor a los padres Javier Campos Morales y Joaquín Mora Salazar, dijo que los jesuitas no callarán ante esta realidad que lacera a miles de mexicanos.

El hecho ha provocado la condena de organismos nacionales e internacionales, como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Hernán Quezada, jesuita del equipo de gobierno de la Compañía de Jesús, aseguró en noticiarios de radio en México que los sujetos se llevaron los cuerpos de las tres víctimas y que hasta ahora se desconoce su paradero.

El chueco, principal sospechoso

De acuerdo con el padre Javier Ávila, quien hace su labor pastoral en la Sierra Tarahumara, aseguró que fue amenazado de muerte para no dar aviso a las autoridades del asesinato de dos padres de la Sierra Tarahumara

El sacerdote fue alertado del asesinato de dos de sus colegas jesuitas en un templo alrededor del mediodía del pasado lunes 20, y fue informado del estado mental del presunto asesino de los religiosos, quien aseguró se encontraba completamente drogado.

El padre Javier Ávila recibió una llamada de sus compañeros religiosos minutos después del ataque en Cerocahui, en el municipio de Urique, Chihuahua.

De acuerdo con lo informado por el religioso, Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”, fue identificado como autor material del triple asesinato.

El delincuente es ampliamente conocido en la entidad debido a que es el líder de Gente Nueva, una célula criminal vinculada al Cártel de Sinaloa que controla la región.



Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

leftLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore.

Newsletter