25Mayo2022

25 Mayo 2022
  • Ni los sexenios del PAN, del PRI ni de Morena atajaron los asesinatos de periodistas
  • Por José Vilchis Guerrero


Énfasis Turístico

Otra vez la impunidad y la violencia contra los periodistas se documentó con el asesinato de tres reporteros en las tres primeras semanas de enero. El más reciente ocurrió la noche del 23 de enero. Lourdes Maldonado fue asesinada a tiros en su domicilio en Tijuana, Baja California. Antes, el 17 de enero, cayó el fotoperiodista Margarito Martínez Esquivel en la misma ciudad fronteriza. Pero José Luis Gamboa fue el primero de este año, el 10 de enero, en Veracruz.

Dos días antes de morir, Lourdes Maldonado acudió la noche del 21 de enero a la glorieta Las Tijeras Zona Río, en Tijuana, donde se aglutinaron integrantes del colectivo Yo sí soy periodista para exigir justicia por la muerte del colega Margarito Martínez Esquivel, quien fue muerto también a balazos. Era colaborador de varias publicaciones y portales de noticias.

“Estoy muy consternada, llena de dudas y llena de conflictos en la mente. Me urge que este caso se aclare; saber cuáles eran las razones por las que asesinaron a Margarito Martínez”, expuso Lourdes Maldonado, quien en marzo de 2019 acudió a la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le expresó temer por su vida luego de haber ganado un litigio contra el ex gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, luego de haber trabajado durante 8 años en una de sus empresas. Logró que le embargaran una empresa porque no le quiso pagar 500 mil pesos, luego de varios años de litigio.

Aunque la virulencia contra los periodistas viene de lejos, de antes, del siglo XX, con la violenta muerte del inolvidable columnista Manuel Buendía, con quien compartimos espacios en El Sol de México y cruzamos comentarios sobre la guerra sucia de los años setenta del siglo pasado, y sus perspicaces observaciones de la actividad de agentes de la CIA en México, de 2000 a la fecha, ARTICLE 19 ha documentado 148 asesinatos de periodistas en México, relacionadas con su labor. Del total, 136 son hombres y 12 son mujeres. La misma cifra fue documentada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Sólo Afganistán y Siria han registrado más muertes de reporteros.

De estos, 47 se registraron durante el mandato anterior del presidente Enrique Peña Nieto y 28 en el actual de Andrés Manuel López Obrador.

Veracruz ha sido el estado donde más violencia contra los reporteros se ha manifestado a la mitad de este mes, cuando se supo del asesinato de José Luis Gamboa, ocurrido en el puerto de Veracruz el 10 de enero, según confirmó la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP). El cuerpo de Gamboa fue hallado con heridas de arma blanca en el fraccionamiento Floresta del puerto jarocho el pasado 10 de enero. Fue identificado hasta el 15 de enero. La CEAPP demandó investigar las circunstancias en que fue asesinado Gamboa, quien denunció la inseguridad que prevalece en la entidad.

El más letal para los informadores fue el gobierno de Javier Duarte, entre diciembre de 2010 y  noviembre de 2016, periodo en el que hubo  18 periodistas asesinados, incluido el del fotoperiodista Rubén Espinosa. La entidad registra 31 crímenes contra periodistas, el mayor registro de asesinatos.

La indignación del gremio se desbordó el martes 25, dos días después del infausto domingo 23 en que se perpetró el crimen contra Lourdes Maldonado, a quien hicieron varios disparos enfrente de su domicilio. Periodistas de 30 ciudades se manifestaron en las plazas públicas para denunciar la impunidad. Se puso de manifiesto que cada año 90 por ciento de los casos quedan impunes por la falta de interés de las autoridades, desde el gobierno federal, los gobiernos estatales y los municipales.

Frente a la Secretaría de Gobernación, unos 500 profesionales protestaron por la inactividad y pasividad frente a un fenómeno que no se da en otros países, donde las agresiones a los informadores se inician en Palacio Nacional, donde el presidente López Obrador descalifica por un lado la labor periodística por el otro elogia el apostolado del periodismo, pero señala con dedo acusador a los que difunden informaciones u opiniones de los que no piensan como él. A algunos comentaristas y analistas los ubica entre sus adversarios, los conservadores.

A pregunta expresa, López Obrador declaró un día después del asesinato de Lourdes Maldonado y antes el de Margarito Martínez Esquivel que se investigarán a fondo estos crímenes. El jueves 27 de enero indicó que se revisará el mecanismo de protección a periodistas pues fue muy evidente que falló en los casos de los informadores acogidos a este programa, ya que cuando fueron victimados no contaban con la vigilancia que les ofreció el Estado.

Es indignante que la respuesta del gobierno ante los crímenes contra los periodistas sea la misma: se investigará a fondo y se irá hasta las últimas consecuencias; no habrá impunidad, bla, bla, bla… aunque en el discurso proclaman con mucha demagogia absoluto respeto a la libertad de expresión.



Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

leftLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore.

Newsletter