22Octubre2019

22 Octubre 2019
22 Septiembre 2019 Escrito por 

Policía de Hong Kong blinda el aeropuerto ante protestas

  • Los violentos enfrentamientos callejeros se prolongaron toda la noche

Énfasis Turístico

La policía antidisturbios de Hong Kong realizó este domingo controles de seguridad en el transporte público que se dirige al aeropuerto, para evitar que las protestas antigubernamentales afecten a los viajeros, luego de una noche de violentos enfrentamientos callejeros.

La policía realizó controles de seguridad tras las amenazas de interrumpir nuevamente el transporte al aeropuerto, un objetivo ya realizado por los manifestantes contra un proyecto de ley que permitiría las extradiciones a China.

Los manifestantes han afectado las operaciones del aeropuerto antes, ocupando la sala de llegadas, bloqueando las carreteras de acceso y provocando incendios en las calles de la ciudad cercana de Tung Chung, y destrozando su estación del metro.

La policía instaló un cordón de seguridad en una parada de autobús en una plaza de peaje que conduce a Tung Chung y comenzó a revisar a los pasajeros de los autobuses. Y, en una aparente demostración de fuerza, un vehículo blindado de la policía y varias camionetas estaban estacionadas cerca.

Hasta el momento solo las personas con boletos aéreos pueden ingresar a la terminal. Los servicios de autobuses también se vieron afectados, destacó Channel News Asia.

La policía antidisturbios de Hong Kong utilizó el sábado gas lacrimógeno y balas de goma para dispersar una manifestación en el centro de Tuen Mun, un distrito periférico en el noroeste del territorio, en el marco de la décima sexta semana consecutiva de protestas antigubernamentales.

Los manifestantes se reunieron en Tuen Mun, al oeste de los Nuevos Territorios (una de las tres regiones principales de Hong Kong), donde algunos incendiaron una bandera china, mientras otros derribaron vallas de madera y metal con el fin de bloquear las carreteras, informó el canal televisivo RTHK.

Los agentes respondieron con gas lacrimógeno y balas de goma contra los manifestantes, quienes también lanzaron cócteles molotov y se enfrentaron a los guardias del orden.

La manifestación de este sábado fue un poco menos concurrida en comparación con las de las semanas anteriores, sin embargo, al igual que las otras, terminó con enfrentamientos con las fuerzas del orden.

Las manifestaciones comenzaron el 9 de junio en oposición a un proyecto de ley que permitiría las extradiciones a China, pero el movimiento se transformó en una denuncia por el recorte de libertades y la falta de reformas democráticas, en el mayor desafío de la excolonia británica desde la Revolución de los Paraguas de 2014.

A pesar de que la jefa del gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, retiró el 4 de septiembre el proyecto de ley, los manifestantes mantienen las movilizaciones, exigiendo amnistía para los detenidos durante las protestas, iniciar una investigación independiente sobre el excesivo uso de la fuerza policial y relanzar reformas políticas.

 

 



Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

leftLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore.

Newsletter