28Octubre2020

27 Octubre 2020
29 Septiembre 2020 Escrito por 

En riesgo el T-MEC por conflictos laborales

  • El gobierno mexicano no está siendo capaz de aplicar los acuerdos del tratado comercial

 Énfasis Turístico

A tres meses de haber entrado en vigor, el T-MEC está en riesgo. Uno de los primeros reveses en la aplicación es que Richard Trumka, presidente de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés), anunció el 3 de septiembre que presentará quejas contra México por algunos casos en los que el gobierno mexicano no está siendo capaz de aplicar los acuerdos del tratado comercial.

 

Por medio del mecanismo laboral de respuesta rápida planea suspender la entrada de productos nacionales a Estados Unidos. La abundancia de conflictos laborales puede hacer que el T-MEC se torne contraproducente.

 

Las sanciones correspondientes obligarían a que México suspenda exportaciones y pague multas; además, desincentivarían la inversión porque generarían desconfianza por parte de capitales extranjeros, advierte TallentiaMX, que dirige Elías Micha.

 

Ante ello, es necesario buscar alternativas que permitan incentivar el empleo formal, intensificar los vínculos con los socios comerciales de la región y erradicar los vicios que generan más precarización y falta de seguridad social.

 

Una salida es impulsar la subcontratación responsable y profesional como una de las estrategias para generar el cambio en el mundo del trabajo que se requiere.

 

Hay que destacar que los cambios en materia laboral que exige el tratado comercial son muy profundos. “Tenemos que erradicar vicios que han echado raíces en el corazón mismo de la sociedad mexicana. Simultáneamente, si de por sí nos enfrentamos a un reto enorme, la pandemia de coronavirus hizo que el Consejo de Coordinación para la Implementación de la Reforma ampliara los plazos en que tienen que darse los avances laborales”, señala el organismo de Talento Humano.

 

Hay que destacar que tras un accidentadísimo proceso legislativo y de negociaciones entre Canadá, Estados Unidos y México, el pasado 1 de julio entró en vigor el T-MEC.

 

 

La importancia de este tratado no estriba solamente en que, con él, América del Norte se constituye como uno de los bloques comerciales más importantes del mundo, sino que también contiene importantes consideraciones ambientales y, sobre todo, laborales, que apuntan hacia una integración de las condiciones de trabajo en la región y que obligan a nuestro país a invertir miles de millones de pesos en hacer cambios de fondo en su estructura laboral. 



Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

leftLorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore.

Newsletter